Ver trailer

EL RIO SOLÍA SER HOMBRE

dir. Jan Zabeil



Ficción, 80 min.
Idioma:

Catálogo:

Cerrar ventana

Sinopsis

Viaje al corazón de las tinieblas minimalista. Un joven alemán viaja por el sabanal africano. En un río se encuentra con un viejo pescador que lo lleva con su bote hasta lo más profundo de la selva. Al amanecer del día siguiente se encuentra solo en medio de un infinito delta. A partir de ese momento comienza una odisea por un paraje anárquico, primitivo y extraño a la vez, que lo lleva al borde de la locura y a luchar no sólo por su sobrevivencia, sino contra sus miedos y su percepción del mundo exterior.

Dirección / Jan Zabeil Producción / Benny Drechsel, Karsten Stöter, Jan Zabeil Guión / Jan Zabeil, Alexander Fehling Fotografía / Jakub Bejnarowicz Edición / Florian Mosge Reparto / Alexander Fehling, Sariqo Sakega, Obusentswe Deamar Manyma, Nx'apa Motswai, Babotsa

Jan Zabeil

Nació en 1981 en Berlin. Desde 2003 estudia dirección en la Escuela Superior de Cine y Televisión “Konrad Wolf” en Potsdam-Babelsberg. 2006 participó en el Berlinale Talent Campus. Trabaja en Berlín como Director, camarógrafo y Editor. El río solía ser un hombre (2011) es su primera película como director y fue galardonado con el Premio de Fomento del Cine Alemán y el New Directors Award, entre otros.

Filmografia

  • 2017 — Three Peaks
  • 2015 — We Will Stay In Touch About It
  • 2011 — Der Fluss war einst ein Mensch
  • 2008 — Was weiß der Tropfen davon
  • 2007 — L.H.O


Festivales y Premios

  • Festival de San Sebastian
    2011 — Premio Nuevos Directores
  • Munich FF
    2011 — New German Cinema Best Production
  • FICUNAM 2012 — Competencia Internacional de Largometraje
  • Selección oficial — Film Festival Rotterdam 2012
  • Selección oficial — Taipei Film Festival 2012

Notas

«La travesía mostrada en largas y apacibles tomas de ambos personajes cruzando los enormes deltas del río, se trastoca la mañana en la que una sorpresa deja al «hombre blanco» indefenso ante el territorio desconocido en el que se encuentra y en el que la soledad, la desesperación, la ansiedad y el descentramiento serán los motores de la lucha por su propia supervivencia».
— Hans Lucas: EnFilme

«El río solía ser hombre parece hablarnos sobre una relación, la del protagonista, con todo el entorno que le rodea; pero no sólo un entorno en el que permanece perdido durante los primeros compases del film, sino también aquel que nos remite al folklore y la leyenda cuando, por fin, consigue encontrar rastros de vida humana, de sociedad».
— Cine Maldito

«El río solía ser un hombre es una cinta llena de emotividad, que toca el nervio y que de manera muy simple logra hablar de un mundo completamente extraño».
— Goethe Institute

«Las imágenes de El río solía ser hombre articulan una plástica de los dominios del delta africano. Desde el encuentro del muchacho hasta la jornada final, el filme es contemplación. La vastedad de la planicie se impone con extensiones de verdor bronceado y rumores de naturaleza en directo. Es una película-atmósfera que acumula texturas visuales y sonoras como si fueran caras y voces».
— Rodrigo Martínez: Punto en línea

Ver catálogo