• «Laxe utiliza el clima y el color para sugerir una transformación justo antes de la desazón absoluta, y nos expresa, sobre todo, una pregunta que va más allá de la culpa y se interna a los misterios de la identidad.»
    – Alonso Díaz de la Vega: El Universal

    «Pocas películas recientes poseen un inicio tan deslumbrante (…) Es el talento de Oliver Laxe. (…) Un cine contemplativo pero nunca redundante; ajustadísimo en cada plano, sin regodeos de grandilocuencia.»
    – Javier Ocaña: Diario El País

    «Analiza tanto la naturaleza como la naturaleza humana con la misma fascinación (…) Laxe realiza un estudio de un ecosistema que mantiene un equilibrio frágil y lánguido hasta que interviene un imprudente impulso humano.»
    – Guy Lodge: Variety

  • En 1994, con un retro en la Cinemateca francesa, publiqué un libro titulado VARDA BY AGNÈS. 25 años después, se le da el mismo título a mi película hecha de imágenes en movimiento y palabras, con el mismo proyecto: dar claves sobre mi cuerpo de trabajo. Doy mis propias llaves, mis pensamientos, nada pretencioso, solo llaves.
    La película tiene dos partes, dos siglos.
    El siglo XX desde mi primer largometraje LA POINTE COURTE en 1954 hasta el último en 1996, CIENTO Y UNA NOCHE. En el medio, hice documentales, largometrajes, cortos y largos.
    La segunda parte comienza en el siglo XXI, cuando las pequeñas cámaras digitales cambiaron mi enfoque de los documentales, de GLEANERS AND I en 2000 a FACES PLACES, codirigido con JR en 2017. Pero durante ese tiempo, creé principalmente instalaciones de arte, trípticos atípicos, chozas de cine y yo seguí haciendo documentales, como THE BEACHES OF AGNÈS.
    En medio de las dos partes, hay un pequeño recordatorio sobre mi primera vida como fotógrafo.
    He hecho una gran variedad de películas en mi vida. Así que necesito decirte lo que me llevó a hacer este trabajo durante tantos años.
    Tres palabras son importantes para mí: inspiración, creación, compartir.
    La INSPIRACIÓN es por qué haces una película. Las motivaciones, ideas, circunstancias y acontecimientos que despiertan un deseo y te pones a trabajar para hacer una película.
    CREACIÓN es cómo haces la película. ¿Qué medios usas? Que estructura ¿Solo o no solo? ¿En color o no en color? La creación es un trabajo.
    La tercera palabra es COMPARTIR. No haces películas para verlas solo, haces películas para mostrarlas. Un cine vacío: ¡la pesadilla de un cineasta!
    La gente está en el corazón de mi trabajo. Gente real. Así es como siempre me he referido a las personas que filmo en las ciudades o en el campo.
    Cuando filmas algo, un lugar, un paisaje, un grupo de personas, incluso si el tema es específico, lo que tomaste indica tu proyecto más profundo.Me gusta reunir la realidad y su representación. Pero también me gusta yuxtaponer imágenes en movimiento e imágenes fijas, en video y en fotografía.

  • «Es un documental ágil y bien realizado, que descubre una personalidad fulgurante, irrevente y sensible de Noyola, quien colaboró en revistas como Vuelta o Letras Libres y  fue tan descarado como para dedicarle un poema a los ojos azules de Octavio Paz, su principal mentor»
    – Hugo Lara: CorreCámara

    «El escritor Diego Enrique Osorno hace una oda poética al desaparecido Samuel Noyola con un proyecto que le tomó más de una década para construir.»
    – El Informador

    «Vaquero de mediodía, de Diego Enrique Osorno [es un vaso comunicante]  de la evocación nostálgica y reivindicadora de personajes anónimos o incomprendidos; también maneras intimistas y novedosas de una recuperación de la memoria colectiva»
    -Carlos Bonfil: La Jornada

  • «El director palestino, Elia Suleiman, continua deleitandose con las nimiedades y los disparates de la vida diaria que se presentan a través de viñetas de la vida en el hogar y estando lejos de éste.»
    –Jay Weissberg: Variety

    «Otra carta de amor de un Chaplin moderno dirigida a Palestina.»
    –Deborah Young; The Hollywood Reporter

    «Las absurdeces y los gags visuales de It Must Be Heaven son los mejores de la trayectoria de Suleiman, que hacen de ésta su mejor y más divertida película con diferencia.»
    –Kaleem Aftab: Cineuropa

    «Un cuento burlesco en el que se explora la identidad, la nacionalidad y la pertenencia, en el que Elia Suleiman plantea una pregunta fundamental: «¿Dónde puede sentirse uno en su casa?»
    –EnFilme

  • «El talentoso realizador rumano sorprende (y convence) con un thriller noir que se desmarca de su filmografía previa y de casi todo el cine reciente de su país.»
    –Diego Lerer: Micropsiacine

    «La placentera perspectiva de Corneliu Porumboiu acerca de las pelícuas de estafas tiene su encanto propio.»
    –Eric Kohn: IndieWire

    «Pelicula art house noir que sobresale de entre muchas otras.»
    –Leslie Felperin: The Hollywood Reporter