ATRÁS HAY RELÁMPAGOS

«El cineasta de origen guatemalteco da con Atrás Hay Relámpagos un paso más en su carrera de describir a través de las películas las virtudes y carencias de la juventud del mundo actual» - José Luis García: Cinestel. «Para dejarse sobrecoger por [la] atmósfera encarecida [de la película], por momentos divertida y relajada, a veces dolorosa y decadente, hace falta paciencia y sensibilidad».- David Ornelas: Icónica. «Es un film difìcil de entender a simple vista, pero que con un poco de reflexión ayuda a comprender cómo es que están repartidas ciertas cosas en la vida real; el porqué algunas cosas ocurren en su debido tiempo y porqué otras ocurren de una manera en específico. Sea triste o feliz, la película también enseña que el pasado ayuda a entender el presete, y a estar preparados para el futuro» – Gustavo Campos: Contexto

  • «El cineasta de origen guatemalteco da con Atrás Hay Relámpagos un paso más en su carrera de describir a través de las películas las virtudes y carencias de la juventud del mundo actual» – José Luis García: Cinestel. «Para dejarse sobrecoger por [la] atmósfera encarecida [de la película], por momentos divertida y relajada, a veces dolorosa y decadente, hace falta paciencia y sensibilidad».- David Ornelas: Icónica. «Es un film difìcil de entender a simple vista, pero que con un poco de reflexión ayuda a comprender cómo es que están repartidas ciertas cosas en la vida real; el porqué algunas cosas ocurren en su debido tiempo y porqué otras ocurren de una manera en específico. Sea triste o feliz, la película también enseña que el pasado ayuda a entender el presete, y a estar preparados para el futuro»
    – Gustavo Campos: Contexto