Familia Sumergida

«Película sobre una deriva individual pero también un retrato colectivo donde aparecen singulares personajes».— Quim Casa: El Periódico  «La clave de lectura principal de la película de Alché son los espacios, los que construimos, los que necesitamos para vivir y los que dejamos al morir: la tarea principal de la protagonista es vaciar el departamento de la difunta». —Esteban García de La Mata: Icónica «Si para [Fellini] el inconsciente podría parecerse a un circo de tres pistas, o a un cabaret extravagante, María Alche apuesta por registros más sutiles al abordar una crisis personal en su ópera prima. La mucho más marteliana que felliniana Familia sumergida, es dominada por la presencia de una Mercedes Morán que se presenta al espectador entre visillos antes de desvelar que en sus ojos se contiene toda la tristeza del mundo». —Jordi Costa:El País   «Esta película(...)nos habla de aquellos momentos en que lo único que queremos es a salir a tomar una bocanada de aire. La protagonista busca emerger para abrir la boca, abrir los pulmones y junto a ella decidir si quedarnos ahí flotando, o si inspiramos nuevamente para ir hasta donde están esos otros conocidos, y quizás terminar nadando en esa pecera querida y odiada, que es la propia familia». – Valeria Jauré: Culturizarte

  • «Película sobre una deriva individual pero también un retrato colectivo donde aparecen singulares personajes».— Quim Casa: El Periódico

     «La clave de lectura principal de la película de Alché son los espacios, los que construimos, los que necesitamos para vivir y los que dejamos al morir: la tarea principal de la protagonista es vaciar el departamento de la difunta».
    —Esteban García de La Mata: Icónica

    «Si para [Fellini] el inconsciente podría parecerse a un circo de tres pistas, o a un cabaret extravagante, María Alche apuesta por registros más sutiles al abordar una crisis personal en su ópera prima. La mucho más marteliana que felliniana Familia sumergida, es dominada por la presencia de una Mercedes Morán que se presenta al espectador entre visillos antes de desvelar que en sus ojos se contiene toda la tristeza del mundo».
    —Jordi Costa:El País 

     «Esta película(…)nos habla de aquellos momentos en que lo único que queremos es a salir a tomar una bocanada de aire. La protagonista busca emerger para abrir la boca, abrir los pulmones y junto a ella decidir si quedarnos ahí flotando, o si inspiramos nuevamente para ir hasta donde están esos otros conocidos, y quizás terminar nadando en esa pecera querida y odiada, que es la propia familia».
    – Valeria Jauré: Culturizarte