VERANO 1993

«Una delicada película que explora de forma conmovedora la soledad y la confusión de una niña huérfana sin caer en el habitual sentimentalismo. Logra un cuidadoso equilibrio entre narración y atmósfera». — Jay Weissberg: Variety «Un auténtico prodigio de delicadeza expresiva, recorrido por una sensibilidad tan luminosa como cruel que desarma y atrapa, encoje por dentro. Es una película maravillosa». — Beatriz Martínez: Fotogramas. «El resultado es brillante, luminoso: Laia Artigas, resume en su mirada la exploración que la realizadora hace con la cámara sobre su propio aprendizaje emocional». — Quim Casas: El Periódico «En tiempos en los que lo mórbido cautiva y hay una especie de competición tácita en narrar la infancia de la manera más oscura posible, llega Carla Simón con una historia indiscutiblemente dramática y la cuenta de manera luminosa» —Elvira Lindo: El País

  • «Una delicada película que explora de forma conmovedora la soledad y la confusión de una niña huérfana sin caer en el habitual sentimentalismo. Logra un cuidadoso equilibrio entre narración y atmósfera».
    — Jay Weissberg: Variety

    «Un auténtico prodigio de delicadeza expresiva, recorrido por una sensibilidad tan luminosa como cruel que desarma y atrapa, encoje por dentro. Es una película maravillosa».
    — Beatriz Martínez: Fotogramas.

    «El resultado es brillante, luminoso: Laia Artigas, resume en su mirada la exploración que la realizadora hace con la cámara sobre su propio aprendizaje emocional».
    — Quim Casas: El Periódico

    «En tiempos en los que lo mórbido cautiva y hay una especie de competición tácita en narrar la infancia de la manera más oscura posible, llega Carla Simón con una historia indiscutiblemente dramática y la cuenta de manera luminosa»
    —Elvira Lindo: El País

    • «En su segundo largo, Eloy Enciso hace una apuesta radical, en el sentido más amplio de la palabra: una vuelta a las raíces pero, también, una poética que funde forma y fondo haciendo de lo fronterizo (la coexistencia del realismo estricto y la abstracción) el instrumento consecuente para explorar Arai, zona de tránsito galaico-portuguesa».
      – Jordi Costa: Fotogramas

      «imposibilidad que genera el misterio de sus diálogos enmarcados junto a la cotidianidad del trabajo y las faenas de la ganadería o el campo, permiten una manera de entender su arraigo y el visionado no ya desde el retrato social, sino como elemento cultural proclive a lo fantástico, reflejado en las canciones populares que entonan en el bar, el idioma gallego o en definitiva, su casi ancestral modo de vida».
      — Antonio M. Arenas