Familia Sumergida

«Película sobre una deriva individual pero también un retrato colectivo donde aparecen singulares personajes».— Quim Casa: El Periódico  «La clave de lectura principal de la película de Alché son los espacios, los que construimos, los que necesitamos para vivir y los que dejamos al morir: la tarea principal de la protagonista es vaciar el departamento de la difunta». —Esteban García de La Mata: Icónica «Si para [Fellini] el inconsciente podría parecerse a un circo de tres pistas, o a un cabaret extravagante, María Alche apuesta por registros más sutiles al abordar una crisis personal en su ópera prima. La mucho más marteliana que felliniana Familia sumergida, es dominada por la presencia de una Mercedes Morán que se presenta al espectador entre visillos antes de desvelar que en sus ojos se contiene toda la tristeza del mundo». —Jordi Costa:El País   «Esta película(...)nos habla de aquellos momentos en que lo único que queremos es a salir a tomar una bocanada de aire. La protagonista busca emerger para abrir la boca, abrir los pulmones y junto a ella decidir si quedarnos ahí flotando, o si inspiramos nuevamente para ir hasta donde están esos otros conocidos, y quizás terminar nadando en esa pecera querida y odiada, que es la propia familia». – Valeria Jauré: Culturizarte

  • «Película sobre una deriva individual pero también un retrato colectivo donde aparecen singulares personajes».— Quim Casa: El Periódico

     «La clave de lectura principal de la película de Alché son los espacios, los que construimos, los que necesitamos para vivir y los que dejamos al morir: la tarea principal de la protagonista es vaciar el departamento de la difunta».
    —Esteban García de La Mata: Icónica

    «Si para [Fellini] el inconsciente podría parecerse a un circo de tres pistas, o a un cabaret extravagante, María Alche apuesta por registros más sutiles al abordar una crisis personal en su ópera prima. La mucho más marteliana que felliniana Familia sumergida, es dominada por la presencia de una Mercedes Morán que se presenta al espectador entre visillos antes de desvelar que en sus ojos se contiene toda la tristeza del mundo».
    —Jordi Costa:El País 

     «Esta película(…)nos habla de aquellos momentos en que lo único que queremos es a salir a tomar una bocanada de aire. La protagonista busca emerger para abrir la boca, abrir los pulmones y junto a ella decidir si quedarnos ahí flotando, o si inspiramos nuevamente para ir hasta donde están esos otros conocidos, y quizás terminar nadando en esa pecera querida y odiada, que es la propia familia».
    – Valeria Jauré: Culturizarte

    • «Es un documental que en realidad es una reflexión […] la historia convertida en algo poético. Es un film inmersivo y muy personal […] las grabaciones que vemos son fascinantes.»
      – Owen Gleiberman: Variety

      «Poética, melancólica reflexión sobre el paso del tiempo y las revoluciones que pudieron haber sido y no fueron. (…) trasciende largamente su punto de partida para establecer un diálogo íntimo entre lo personal y lo público.»
      – Luciano Monteagudo: Diario Página 12

      «Un ensayo cinematográfico fascinante (…) Salles deconstruye con empatía el acto de grabar.»
      – Bill Stamets: Chicago Sun-Times

      • «La película de Mendonça es una radiografía sobre la denominada nueva clase media brasileña a quienes presenta con toda su constante carga de hipocresía para tapar los miedos, con sus reacciones delirantes ante el ruido o con una vaga demostración de superioridad frente al vigilante del edificio».
        — José Luis García: Cinestel

        «La progresión lenta y cansina, el virtuosismo y estilo de algunos planos, la ubicación de la cámara en algunas escenas y la construcción de situaciones descontracturantes (ama de casa más aspiradora) le posibilitan una narración que hasta último momento tiene algo para mostrar».
        — Rolando Gallego: Escribiendo Cine

        «La irrupción a una propiedad por la noche, el maltrato al servicio doméstico, la puesta en escena de las torres de departamentos (a las cuales Mendonça Filho filma desde casas aledañas, mostrándolas imponentes, inalcanzables) evidencia la continua lucha de clases y poder en el que navega Sonidos vecinos».
        — El Carín

        • Imagen: AQUARIUS

          AQUARIUS

          «Aquarius està centrada en la tensión tácita de los barrios costeros, en la regla no dicha en voz alta pero que cumple ley del talión. Además estos espacios enfrentan una problemática más: la gentrificación y ruptura de sus últimos rescoldos para la vida comunitaria. El constante conflicto entre la preservación y demolición de centenas de inmuebles cobra forma cinematográfica en el discurso del director».
          – Lucía Miranda: El País

          «Aquarius es, simultáneamente, una poderosa celebración de su heroína independiente y una sátira mordaz de la corrupción institucional (. . . ) es una película ensimismada en la fascinación que tiene por los discos viejos rayados, por los lazos madre-hija, por los espacios que habitamos y que se transforman».
          – Mark Kermode: The Guardian

          «Si Aquarius es un filme que logra con creces todos sus cometidos –hablar sobre la gentrificación, la desigualdad social, la corrupción, el significado de los espacios como lugares de la memoria, el rol de la familia y de la mujer como ser activo– es porque su director lo construyó sobre buenos cimientos».
          – Rebeca Jimenez Calero: Icónica