• Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

    “Esta película es un homenaje y una reactivación crítica de la primera época del cine documental independiente en Colombia. Hacer cine sobre el cine, preservar, restaurar y experimentar con los archivos es nuestra forma de contribuir críticamente a la memoria y el patrimonio audiovisual colombiano. Esas películas anhelaban transformar la realidad; nosotros las hemos visto y creemos que sus imágenes aún pueden sobrevivir más allá de la pantalla.” – Jacobo del Castillo

    Esta historia es guiada por tres cineastas cuyas películas hacen parte del momento inaugural del documental político colombiano: Carlos Álvarez (1943-2019), Marta Rodríguez (1933) y Carlos Sánchez (1945). Con sus reflexiones activan también las películas de otros realizadores como Carlos Mayolo, Luis Ospina, Diego León Giraldo y Jorge Silva, entre otros. Ellos reflexionan sobre su oficio, sus propias vidas y las imágenes que capturaron.

    Carlos Álvarez (1943-2019) – Cineasta y crítico de cine. Fue quien acuñó el concepto del tercer cine colombiano. Asalto, su primer cortometraje producido en 1968 es una crítica a la intervención militar en el campus universitario. Su obra se inscribe bajo el estilo de los cortometrajes de agitación, en sintonía con los trabajos del cubano Santiago Álvarez y el uruguayo Mario Handler. Fue parte del grupo Cine Popular Colombiano. Un gran cómplice en la realización de esta película en la que nos dejó sus últimos testimonios antes de morir.

    Marta Rodríguez (1933) – Como una de las mujeres pioneras del cine documental en Colombia y América Latina, Marta lleva más de 50 años filmando. Como precursora del cine social y etnográfico, ha acompañando durante décadas a comunidades indígenas y campesinas. Hoy, a sus 87 años, continúa haciendo cine. Su más reciente producción es La sinfónica de los Andes.

    Carlos Sánchez (1945) – Es uno de los más jóvenes de la generación. Como cinefotógrafo participó en una infinidad de proyectos, desde piezas del cine militante en Colombia y Chile, hasta grandes producciones de ficción. Tiene un gran sentido del humor y la memoria intacta. En sus archivos fotográficos reposan algunas huellas de la violencia del país.